El curso tiene por objetivo desarrollar los cuatro pilares en los que se sustenta el derecho humano a la identidad de género desde un enfoque sociológico y antropológico: despatologización, desjudicialización, desestigmatización y descriminalización.